Mostrando entradas con la etiqueta verano. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta verano. Mostrar todas las entradas

domingo, 18 de agosto de 2013

Prosigue Agosto





Anticipan futuras entradas que ampliaremos. Olvidos retomados.  Son instantes. Intuiciones. Momentos que no se borrarán jamás. Colores. Sabores. Olores. Pensamientos. Dudas. Aprendizajes. Personas. Ratos compartidos. Soledades a la sombra del camino.

lunes, 3 de septiembre de 2012

Septiembre es soñar


Aparecen en mi día a día recuerdos en formas múltiples. Menos horas de sol. Más amigos. No olvido instantes pequeños, baratos, sabrosos, ...La suma de pequeños detalles construyen una gran vida. Silencios y palabras susurradas. Lecturas. Naturaleza en estado puro. Siestas. Utopías. Día a día aprendiendo y buscando. 


Terrazas para mirar desde lejos. Miradas. Abrazos. Libertad. Olores y sabores. Aromas.


Lo que importa, no lo que impacta. Lo que cuesta, no lo que vale. 
Los pasos bien dados.



viernes, 31 de agosto de 2012

Arder en verano por los cuatro costados



Este verano España se quema. Unos apagan fuegos. Otros prenden la gasolina. 
Otros vemos como se devasta el paisaje. Algunos no ven que nos estamos incinerando cada día, y nos quieren recetar cerillas y alcohol.
Los pirómanos siguen libres.
No hay retenes ni bomberos ni cortafuegos.
Esto es un sálvese quien pueda.
La crónica del que narra el desarrollo del fuego, es maniqueista y cuenta
que lo público se puede quemar pues ya que no sirve que se quite del medio.

Por favor niños y ancianos primero.



viernes, 24 de agosto de 2012

Final del verano




Instantes compartidos. Instantes de soledad. Minutos de lucidez absoluta. También recuerdo otros de sopor y somnolencia bajo el efecto de la digestión. Momentos de lectura. Ratos de escritura. Charlas sobre inquietudes comunes. Trabajos de pintura, barniz, lijado y risas. La satisfacción del día aprovechado y provechoso. De la tarea que nos deja satisfechos. O días de asueto abandonados a la deriva de no hacer y descansar mente y alma. El vivir son una suma de pequeños instantes, de hermosos momentos, de intensidad en lo que cada jornada el presente nos regala generosamente. La luz del verano no nos ciega, nos ayuda a ver los colores, a disfrutar del contrate de calores y frescores, de sueño naranja y de amaneceres de azules cielos.

Recortes, recuerdos, instantes del estío

El dolor de la Naturaleza: La sequía que no deja que oigamos a la madre Tierra este verano.
Incendios, charcas secas, áridos paisajes. La mano despiada del ser humano.
La sombra de la parra. El aroma del higo. La cereza sangrando. La luz tamizada.
La infancia recordada. La siesta que nos puede y nos atrapa. La sed apagada con un trago frio.
           
Llega la tarde, la canícula, el sol castellano cayendo a plomo. El refugio es una película hermosa en V.O.S que te saca de la realidad y te traslada dos horas a otras culturas, otras miradas limpias. Nada que ver con los zafios y grotescos programas de voces y chillidos en las cadenas de televisión.
Viajes a otras tierras sin prisas, recorriendo paisajes, abrazando amigos, bebiendo y comiendo, pegando la hebra en lentas y sabrosas sobremesas. Hasta que el sol se oculta el día parece como las nubes: moldeable.
Tiempo de hacer fotografías. Instante en el que aprietas el disparador, lo capturado ya  es pasado.
La foto y el tiempo efímero. El tiempo que se nos va entre los dedos. Somos presente.
El verano que M. Monroe se fue. La niña triste. La mujer incomprendida. La lectora. La cantante. La actriz curiosa y de risa apenas esbozada. Cuando reía era contagiosa en su alegría.



martes, 14 de agosto de 2012

El cine en verano, primera sesión...

Para S y para Tomás que tanto me han enseñado a mirar la gran pantalla.


El verano es tiempo para volver a disfrutar de peliculas olvidadas o tal vez nombradas con añoranza en una sobremesa, despertando las ganas de hacerse con una copia y saborearla en este mes de calores y lentitudes.

Una comedia disparatada de Howard Hawks, de vertiginoso ritmo, diálogos sin desperdicio y actuaciones encantadoras. Por ejemplo: "La fiera de mi niña"  del ya lejano 1938, época dorada del cine norteamericana de las grandes productoras.


Una fantástica tarde de sopor amenizada con un gran musical. Es la sencillez en el baile. Es la elegancia. Es el clásico Fred Astaire. En... pongamos por ejemplo: Con sus primeras parejas: Paulette Goddard en "Second Chorus" (podéis ver la película entera aqui ) o en  "Broadway Melody of 1940"  con otra de sus primeras parejas de baile post-Rogers, Eleanor Powell. Os dejo una muestra. Disfrutarla.


Y para terminar una delicatessen de la homenajeada este verano, por el aniversario de su fallecimiento en agosto de hace 50 años, la bella y atractiva Marilyn Monroe en la cinta "Some Like it Hot" de 1959 con diálogos de éxtasis y números de baile, chistes y gansters. 
Humor, ternura y travestismo del mejor.
Curtis, Lemmon, ..con ese final apoteósico de Jerry  y la respuesta lacónica de Osggod cantando a la imperfección y al amor. Wilder en estado de comedia permanente.









martes, 7 de agosto de 2012

Días de Normalidad


Por la mañana llega la vida. La alegría del sol o de la lluvia que nos empapa y nos permite seguir viviendo. Una compra matinal en el mercado. Fruta. Hortalizas. Algo de pan recién horneado. Un paseo para tomar el fresco, y que el viento despeine los cabellos. Un café o un refresco. Toda la jornada para vivirla con humildad y pleno disfrute. La tarea bien realizada. La satisfacción de ser honesto con uno mismo. El amor que se detiene a mirarnos y ríe. Un buen libro. Una cena con amigos. La mirada en la noche de estrellas. El silencio de la paz. Un grazias por tanto.

martes, 31 de julio de 2012

Cafés, tertulia, lectura del periódico: anhelo de verano

La historia de los veranos va unida a los cafés, a las terrazas, a los toldos que cubren las mesas y sillas. La historia de Europa Central y Mediterránea o de Alejandría, va unida a cafés de espejos,sofás, sillones, mesas marmóreas, té y tabaco. Budapest, El Cairo, Viena, Lisboa, París...


Partidas de mus, ajedrez, dominó. Crucigramas, lecturas ensimismadas. Jarras de agua fría. Cafés solos y con hielo. Helados o granizados. Sombreros y abanicos. 

Mañanas con sol asomando, que ya nos obligan a un brunch largo, pero sin prisas, que nos ayude a soportar el calor. Ventiladores a media mañana o tras la comida para huir del sopor del viento sur.
La conversación sin prisas, lenta, con una horchata o algo mas fuerte...un whisky de malta y una piedra de hielo, para celebrar la vida, para celebrar otro verano más. Un reencuentro placentero nuevamente.



Llegado el crepúsculo, llega el momento de abrir los oídos, y relajar la mente. Beber algo que no nos distraiga, y dejar plácidamente pasar el tiempo. Disfrutar de las estrellas que sobre la cabeza nos observan. Escuchar la noche, las cigarras o la mar. Estirar las piernas. Respirar la brisa breve que nos envuelve. Besarse poniendo el alma en la boca, entre invisibles gotas de sudor.

En soledad, en grupo, con la pareja, desayunos, cafés, lecturas, conversaciones, dan al verano su sentido: el disfrute de la lentitud de los largos días. Humo de cigarrillos, sandalias, vestidos ligeros estampados, bisutería y gafas de sol. Todo es estío.

Para otro día quedan las tormentas de verano. Los días grises de nubes y relámpagos que también tienen su encanto y sus ritos.


lunes, 23 de julio de 2012

Cuadernos de verano



Con retraso llegó el verano este año. Pero al fin está aquí. Y con retraso llega esta entrada al blog. Perdón. Por eso estos días tendréis varios escritos en el cuaderno muy seguidos. Así intentaré hacerlo.

miércoles, 30 de noviembre de 2011

Leyendo I

San Sebastián, Verano

Durante muchos años he ido enfocando con mis diferentes cámaras de fotografía, analógicas y ahora digitales a personas que leían. Mujeres, hombres, niños, en la playa, en trenes, en bancos sentados. Leyendo periódicos, revistas, libros... Las voy a ir compartiendo con vosotros. Que os gusten.

La playa de la Concha, verano 

Plaza San Boal, Salamanca, verano