Mostrando entradas con la etiqueta librerias viejo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta librerias viejo. Mostrar todas las entradas

martes, 3 de diciembre de 2013

December







Las imágenes del recuerdo.
Aniversario de JFK y toda la intrahistoria que esconde.

El ajededrecista por antonomasia,
el actual luchador por las libertades en la Rusia de Putin.
Ahora llega el joven Carlsen.

El día de las librerias.
De las letras. De las palabras. De las historias.
De los libreros de cabecera.
De los cuentistas.
De las librerías de viejo, y de las mesas de novedades.
De las horas de lectura al calor del hogar y del café humeante.

El frío que nos llegó del Norte.
Las noches entre las mantas y la radio y los libros.
El calor humano.
Las estrellas sobre las tejas brillantes.

Películas y personajes para recordar unos años de cine diario.
De inocencia y sencillez.
Iñigo Montoya...
No hace falta decir más. Peter Falk , Robin Wright, y tantas 
curiosidades de la peli que ya es mítica.





jueves, 27 de octubre de 2011

La lluvia dió la bienvenida a Darío (que nacío anoche con un libro bajo su brazo)


Llevamos varios días de lluvia y viento. Lo apropiado en otoño. Comenzó la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión ya se sabe, es sacar las casetas llenas de objetos de lectura a la Plaza Mayor y las nubes nos cubren de Este a Oeste y empapan sin avisar el reseco pavimento. Desde hace varios tardes y noches, leo a Thomas Mann; releo algunas de sus páginas de La Montaña Mágica (escalada a mas de mil páginas y sin oxígeno), y descubro algún cuento breve y me adentro en la familia Buddenbrook. La lectura se acomoda al corazón entre luces, penumbras, lluvias, nieves, sol en las terrazas, o lámparas de mesilla.Acompañamos el libro de café, té, whisky, humeando o con daditos de hielo, dependiendo del animo y el clima. En la página oficial de Antonio Muñoz Molina encontré la fotografía que encabeza el texto. No es una portada de libro, deduzco que es el cartel de una pelicula, que adaptó la obra de T.Mann.

viernes, 14 de octubre de 2011


"84 Charing Cross Road" , el epistolario de Helene Hanf ,que me hizo sentir el amor por los libros que sentían dos entrañables personas, que viviendo a miles de kilómetros, y que sin haberse visto nunca, se amaron a través de las pastas duras y la tinta impresa. Releyendo las hermosas citas de escritores y escritoras , imagino la librería de ese bibliofilo en el Londres de las duras condiciones de mediados del siglo XX (1950). Esa escritora en su Nueva York que adora leer libros usados, esos libros que dan sentido a su vida diaria. Libros bien encuadernados, joyitas baratas, que se abren por donde el antiguo dueño siempre releía. Manoseados, con anotaciones al margen, que huelen a otras manos y a otras cocinas. esos amigos de papel. Esos tesoros que encierran la aventura de leerlos. El placer de leer.

http://www.clubcultura.com/clubcine/clubcineastas/isabelcoixet/84_charing/84_charing.htm