Mostrando entradas con la etiqueta fotografía. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta fotografía. Mostrar todas las entradas

jueves, 31 de julio de 2014

Doisneau, los sueños no tienen colores. Poliédrico París.



Robert Doisneau ( (Gentilly, cerca de París, 14 de abril de 1912 - París, 1 de abril de 1994) de formación litográfica y tipográfica, comienza en 1929 de manera autodidacta a usar la fotografía como expresión artística. En una entrevista con El País Semanal en 1991 contaba "Cuando yo empecé, nadie conocía a nadie. No había revistas que difundieran la obra de los fotógrafos más interesantes. Por eso la única persona que me influyó fue Vigneau. Era formidable: escultor, pintor, fotógrafo". En esta época también descubriría a Man Ray.

Inicialmente trabajó como fotógrafo industrial y de publicidad en la factoría de Renault de Billancourt hasta ser despedido por sus repetidas ausencias, según sus palabras "desobedecer me parecía una función vital y no me privé de hacerlo". De los objetos inanimados pasó a las fotografías de gente en París y Gentilly. El 25 de septiembre de 1932, L'Excelsior publica su primera fotografía.
Robert Doisneau photographed by Bracha L. Ettinger in his studio in Montrouge, 1992
Fuente : wikipedia
  Es uno de mis fotógrafos favoritos. Retrata el mundo de la infancia como pocos lo han logrado, presenta sin color (no le hace falta) a los recién casados, a los cotillas que espían tras los visillos. Capta la sonrisa, el momento del día en las escuelas republicanas francesas, entra en la noche o nos traslada el erotismo escondido en un rincón de un café parisino.
A su muerte dejó su trabajo. 450.000 negativos.
Incansable en su mirar a las miles de Francias
que se encontraba: retratos de escritores, carniceros, niños, policías, prostitutas, camareros, artistas...
Guerra, posguerra, jazz en las cavas de París, besos, ...






Todas las imagenes pertenecen a Doisneau
recogidas de http://anthonylukephotography.blogspot.com.es/2011/11/photographer-profile-robert-doisneau.html

domingo, 27 de octubre de 2013

De todo como en botica...


Millones de letras. De libros. De sueños. De sentimientos. 
Todo cabe en una sola página de un libro.
Tras leer, somo otros. 


Antonio Muñoz Molina en defensa de los maestros de la escuela pública. 
En contra de esta locura de precariedad.


Una joya. Un libro olvidado. Chiquito. De Bernardo Atxaga y sus vascos pastores de Idaho.


La alegría de vivir. La infancia alargada como un chicle. La despreocupación y la amistad.


La "rueda americana" en la época de la caza de brujas. Una niñería al lado de esta época de espionaje de altos y bajos vuelos. Teléfonos pinchados. Email capturados. Cámaras de vídeo por todas partes.
Orwell se quedó corto. Por desgracia nos controlan en todo momento. Fueron metiendo en nuestras vidas las cámaras por nuestra seguridad y no paran...


El dinero entra a chorros- dijo el banquero Botín...
La precariedad es una nueva clase social en expansión.
Trabaje por cincuenta euros y pague usted su propia seguridad social...si puede.
La mentira encubierta de eufemismos.
Los Estados quitando al pueblo para pagarle a los Mercados especuladores.
Me suena a Robin Hood el del Bosque de Sherwood .


La partida es entre nosotros y ellos.
Antes, en la imagen son Harper Lee y  Gregory Peck.
En el día de hoy son nuestros derechos elementales y sus recortes de todo tipo.


viernes, 9 de agosto de 2013

La mirada perdida


El retrato en blanco y negro.
La imagen que nos cautiva.
Los surcos de la vida impresos en el rostro.
Las canas cenicientas.
La dureza de existir.
La mirada sin optimismo.


Las existencias anónimas.
El pasar de puntillas por la vida de los demás.
Las horas que pasan y los planes de futuro que se esfuman. Que jamás llegan.
EL timón perdido. La brújula sin rumbo.


La mirada extraviada entre los sueños no realizados
y la realidad mas mundana.
El ahogo y la soledad.
Los olvidados años en color y sonrisas.


martes, 11 de junio de 2013

Rudolf Koppitz retratista

Rudolf Koppitz (1884-1936) artista checoslovaco que  se hizo célebre como representante de la fotografía del arte en la Viena de entre guerras. Rudolf Koppitz nació en 1884 el seno de una familia germanohablante de Bruntál, en la Silesia checa, sin embargo pronto se estableció en Viena, donde se convirtió en uno de los fotógrafos más reconocidos de su generación.
Koppitz se caracteriza por haber ignorado los movimientos artísticos vanguardistas, que comenzaban a experimentar con la fotografía a principios del siglo XX, y aferrarse a los usos clásicos del octavo arte. Los primeros trabajos de Koppitz se vieron marcados por la influencia del simbolista checo Karel Novák, que fue uno de sus maestros, y el estilo de la Secesión Vienesa, de la que se convirtió en uno de sus representantes.

Sus sensuales retratos y su blanco y negro son de una belleza ya olvidada. Sus composiciones y su expresividad dejan boquiabierto.


jueves, 9 de mayo de 2013

CICLISMOS. Jornaleros del Pedal








Bicicletas de paseo. De carreras. De la infancia: aquella Peugeot granate con la que mi hermano se estrelló contra un Dodge y se quedó sin tres dientes una tarde de sol y merienda en la calle.
Hay una imagen que acompaña al pedaleo desde hace años: el dopaje, el suicidio, los vampiros atacando en la noche para pillar a los tramposos.
Yo me quedo con las fotografías en blanco y negro de los esforzados de la ruta en esas clásicas francesas, sobre el granito sin pulir de la Galia del Norte, por caminos que circulan entre las raíces rurales de la verdadera Francia, la de las granjas y las huertas, los viñedos y los velódromos. La de ese divino Poblet, el pistard, veloz y fuerte, ganador de la Milán-San Remo en 1957 y 1959. 


Aun escucho a veces a Perico Delgado comentar las carreras actuales. El hombre del mazo. Y le veo correr en su Segovia la carrera de bicicletas sin cadena. 
Disfruté leyendo a Pedro Horrillo que escribía magnificas crónicas diarias del el Tour en El País. Antes y después de caer por aquel barranco italiano en el que estuvo a punto de perder la vida. 

Las fotografías son una mirada descarnada y real del peón del pedal, del que ama su oficio y se sube en el sillín para hacerse casi 300 kilómetros infernales bajo el viento, la lluvia o el sol. Periódicos bajo el maillot para refugiarse del frío  Agua y fruta. Una gorra sudada. Bronceado de bici. Esforzados incansables. Las fotos son de Timm Kölln.



sábado, 8 de diciembre de 2012

Txingurri

El "txingurri"  abajo a la izquierda.
Parecen la banda de los hermanos Malasombra

Extremeño, de La Vera, vasco de adopción. El "txingurri" Valverde,(1964 Viandar de la Vera) es, fue y será un futbolista, entrenador y fotógrafo fuera de la norma. Futbolista menudo, frágil entre leones, de ahí su apodo: hormiguita en euskera. Recuerdo hace muchos años, ver alguna foto suya cuando era futbolista. Algún autorretrato, y siempre en blanco y negro. Me recuerdan a esos otros intrusos en el fútbol  que escapaban de los conceptos de la raza, el patadón y tente tieso...Hablo de Juanma Lillo cuando entrenaba a la Unión y logró que jugara con orden, haciendo de los futbolistas un equipo, con conceptos visionarios que luego puliera y desarrollara Pep Guardiola en el F.C. Barcelona. Recuerdo a jugadores bota de oro, comprados a precio de alpargata, que no encajaban en ese correr detrás del balón, sin pausa ni concierto. Poetas de eso que se llama fútbol.


En sus capturas mezcla la dureza de la luz en gris, con la delicadeza de su alma. Trae en sus fotos la luz de la Grecia de hinchas coléricos, y de un país hundido. Técnica y rapidez de mirada. Retratos, paisajes, campos de juego desiertos, porterías sin cancerberos, pizarras de entrenador obsoletas tras la final de algún partido que era importante. 

Medio tiempo esta editado por La Fabrica y fue presentado por Bernardo Atxaga este verano.


domingo, 9 de septiembre de 2012

La mirada en el otro



Es un instante donde capturar la esencia del que está delante. Una imagen para capturar la personalidad. El rasgo menos evidente. La sonrisa. La mirada. El cansancio. La alegría del momento que ya se convirtió en pasado. Es el blanco matizado. El sepia. El intenso color de un fular. La maquina que se disparó apresurada para capturar el momento irrepetible o el posado mas pensado y nada espontaneo. Es mirarse, mirarnos, admirar. Es fotografiar a alguien. Es el reflejo humano. La celebración impresa que perdura a los años. O una imagen que se perdió entre las paginas de un libro. Una imagen es escribir sin lapiceros.



miércoles, 15 de agosto de 2012

Y el cine era... esto



El cine es soñar con algo imaginado. Es palabra. Suspense. Erotismo. Belleza. Acción. Misterio. Plano medio. Luz tenue. Mirada sostenida. Blanco y negro en foto fija. Glamour. Emociones. Voz susurrante o profunda. Paisaje. Encuadre. Terror. Arte. Animación. Baile. Diversión. Industria. Adaptación de una novela. Viaje al interior del alma. Ciencia ficción. Denuncia de la injusticia. Atención o sopor. Poesía.



miércoles, 30 de noviembre de 2011

Leyendo II

En Enero de este año, en el trayecto Salzburgo - Munich  me encontré con estos dos regalos




Los grandes papeles. Nieve y lectura.


Dos soportes. Dos lectores

Leyendo I

San Sebastián, Verano

Durante muchos años he ido enfocando con mis diferentes cámaras de fotografía, analógicas y ahora digitales a personas que leían. Mujeres, hombres, niños, en la playa, en trenes, en bancos sentados. Leyendo periódicos, revistas, libros... Las voy a ir compartiendo con vosotros. Que os gusten.

La playa de la Concha, verano 

Plaza San Boal, Salamanca, verano



martes, 15 de noviembre de 2011

Lluvia para la travesia del desierto

En este otoño distinto
no nos queda mucho más que empaparnos.
Bebernos el zumo de las nubes.
Nubes que siempre nos salpican humildad.

Hacer camino y deleitarnos con lo que nos ofrezca la senda.
Para la travesía: Silencios. Tierra. Observación.
Sencillez, y coherencia.
Para la noche: lumbre, lectura, palabras y sueños.

Olvidadas viejas victorias
caminemos en los  nuevos mapas
para hacer rutas hacia paisajes de ilusiones renovadas.

Nuevas miradas de niño en las gafas de esta nueva arquitectura.


Para la sed de viaje el agua de los cielos