Mostrando entradas con la etiqueta Poesía. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Poesía. Mostrar todas las entradas

domingo, 13 de julio de 2014

De Gamoneda, de su poema "Libertad en la cama"


 "... Cuando me pongo / los pantalones, / me quito / la / libertad"

Antonio Gamoneda


http://byricardomarcenaro.blogspot.com.es/2013/10/poesia-antonio-gamoneda-libertad-en-la.html

Un domingo de junio asoma el sol

   Por lo visto es posible declararse hombre.

                                              Por lo visto es posible decir no.
                                              De una vez y en la calle, de una vez, por todo
                                              y por todas las veces que no pudimos.


                                              Importa por lo visto el hecho de estar vivo.

                                              Importa por lo visto que hasta la injusta fuerza
                                              necesite, suponga nuestras vidas, esos actos mínimos
                                              a diario cumplidos en la calle por todos.


                                             Y será preciso no olvidar la lección:

                                             saber, a cada instante, que en el gesto que hacemos
                                             hay un arma escondida, saber que estamos vivos
                                             aún. Y que la vida
                                             todavía es posible, por lo visto.

                                                                                                                        Jaime Gil de Biedma



El amor está en lo que tendremos

(casa, familia).

El amor está en todo lo que deseamos

(un buen amigo, una persona a tu lado).

Y en lo que pensamos

(sueños, ilusiones)

por verdadero amor.

El amor está en cuanto vivimos

(presente, futuro, pasado).

En cuanto crecemos y maduramos

(cumpleaños, fiestas).

Y en las pequeñas cosas de la vida

(un poema, una canción)

por verdadero amor.


                                  Karolina Leniowski.




CUANDO MIRAS DESPACIO

Si te quedas mirando largamente
cualquier cosa del mundo
—un gorrión, una mujer, un árbol,
un río, un desengaño, tal poema
por el que pasa un río
y una mujer desengañada y sola
y en el que se alza un árbol al que acuden
los gorriones mientras cae la tarde—,
si miras cualquier cosa un largo rato
y dejas que entre en ti,
que te vacíe de tu oscuridad
y que en tu ser halle cobijo y sea,
verás y sentirás que cuando miras
tú eres mundo también,
que en ti la vida se entrecruza y canta,
y que todo es sagrado.

Eloy Sánchez Rosillo


lunes, 5 de mayo de 2014

Eloy Sánchez Rosillo, poeta de lo pequeño

Tierra de nadie

Llega un momento, un día, en que nos encontramos
en mitad de la vida sin mañana ni ayer.
No somos los que fuimos y no damos el paso
hacia los que seremos y no queremos ser.

¿Qué ha sido de los sueños que soñé, que soñaba
cuando era yo un muchacho y era todo verdad?
No sé lo que ha pasado ni sé por qué se apagan
los antiguos afanes. Noy hay sueños que soñar.

El presente es apenas este cuarto en que escribo,
esta casa sin nadie, este silencio y 
estas horas monótonas, esta nada, este frío,
esta tarde de invierno y ese cielo tan gris.

Queda el recuerdo -es cierto- de los años aquellos
en que tuve ilusiones y tuve juventud.
Pero valen bien poco a veces los recuerdos.
Atardece deprisa. Ya declina la luz.

Eloy SÁNCHEZ ROSILLO 

Un poeta nacido en Murcia en 1948, poeta de los detalles, de la lentitud de los procesos naturales, de las cosas que de verdad merecen la pena. Poeta de lenguaje naturalista, de los ciclos, de los recuerdos y los paisajes cercanos.

EPITAFIO

Detened, caminantes, vuestros pasos.
Sabed que aquí reposa alguien que amara mucho
La hermosura del mundo: los árboles, los libros,
La música, el verano, las muchachas.
No preguntéis quién fue, ni desde cuándo
Es ya silencio, olvido de las cosas.
En la tierra que cubre sus despojos
Plácidamente descansad un rato.
Y proseguid después vuestro camino
Bajo el propicio sol que en su noche os desea.



Las fotografías son del autor del blog,realizadas en su viaje por Lisboa en abril del 2014


domingo, 9 de marzo de 2014

El último de los Panero: Leopoldo María

Se fue el más Panero de los Panero, el más convulso y extremo; el último de la saga de los tres hijos de  Felicidad (ironías de los nombres) Blanc (Madrid, 1913 – San Sebastián, 1990) y del  poeta Leopoldo Panero (1909–1962).Presentados en sociedad en la desagosegante película de Chavarri "El desencanto" rodada en la ciudad de Astorga (León) y que en la década de los 90 Ricardo Franco se fijaría de nuevo para filmar "Después de tantos años" (1994), pero esta vez sin la presencia de la madre, ya fallecida. Los vástagos ( Juan Luis (1942–2013), Leopoldo María (1948–2014) y José Moisés, «Michi» (1951–2004)  los tres heridos, elegidos por las letras, por el tabaco, el alcohol y el malditismo. Linaje al desnudo, repleto de conflictos.

Leopoldo María llevaba desde 1986 que ingresó en el psiquiátrico de Mondragón, conviviendo con su locura, escribiendo y fumando. Arrastraba su malditismo, su anti-franquismo, y su formación humanista. Probó las drogas y atacó desde sus escritos la hipocresía y falsedad que le rodeaba. 

Nos deja una inmensa obra poética y narrativa para seguir leyéndole. 


Poema Unas Palabras Para Peter Pan de Leopoldo Maria Panero
“No puedo ya ir contigo, Peter. He olvidado volar, y…
Wendy se levantó y encendió la luz: él
lanzó un grito de dolor… »
James Matthew Barrie, Peter Pan.

Pero conoceremos otras primaveras, cruzarán el cielo otros nombres -Jane, Margaret-. El desvío en la ruta, la visita a la Isla-Que-No-Existe, está previsto en el itinerario. Cruzarán el cielo otros nombres hasta ser llamados, uno tras otro, por la voz de la señora Darling (el barco pirata naufraga, Campanilla cae al suelo sin un grito, los Niños Extraviados vuelven el rostro a sus esposas o toman sus carteras de piel bajo el brazo, Billy el Tatuado saluda cortésmente, el señor Darling invita a todos ellos a tomar el té a las cinco). Las pieles de animales, el polvo mágico que necesitaba de la complicidad de un pensamiento, es puesto tras de la pizarra, en una habitación para ellos destinada en el n° 14 de una calle de Londres, en una habitación cuya luz ahora nadie enciende. Usted lleva razón, señor Darling, Peter Pan no existe, pero sí Wendy, Jane, Margaret y los Niños Extraviados. No hay nada detrás del espejo, tranquilícese, señor Darling, todo estaba previsto, todos ellos acudirán puntualmente a las cinco, nadie faltará a la mesa. Campanilla necesita a Wendy, las Sirenas a Jane, los Piratas a Margaret. Peter Pan no existe. «Peter Pan, ¿no lo sabías? Mi nombre es Wendy Darling». El río dejó hace tiempo la verde llanura, pero sigue su curso. Conocer el Sur, las Islas, nos ayudará, nos servirá de algo al fin y al cabo, durante el resto de la semana. Wendy, Wendy Darling. Deje ya de retorcerse el bigote, señor Darling, Peter Pan no es más que un nombre, un nombre más para pronunciar a solas, con voz queda, en la habitación a oscuras. Deje ya de retorcerse el bigote, todo quedará en unas lágrimas, en un sollozo apagado por la noche: todo está en orden, tranquilícese, señor Darling.

“Así se fundó Carnaby Street” 1970



sábado, 22 de febrero de 2014

Antonio Machado



75 años de la muerte del gran poeta. Murió el poeta lejos del hogar. Acompañado de su madre Ana Ruiz, de su hermano Jose y de su cuñada Matea Monedero. Hoy 22 de Febrero hace 75 de la muerte en Coillure,(un sencillo pueblo de pescadores) del poeta y profesor Antonio Machado. Había cruzado la frontera 26 días antes arrastarndo su cuerpo enfermo y su alma trsite y desolada por la España que dejaba atras. Corpus Barga les acompañaba, ayudando a la madre del poeta que apenas se tenía en pie.
Me encontré con su huella en Soria, hace muchos años, cuando tenía muy recientes sus poemas. En su casa de Segovia, en un septiembre asistiendo al primer Hay Festival.
Releo o recuerdo poemas con frecuencia. Escucho a Serrat musicando sus poemas. Leo al azar fragmentos de su Juan de Mairena. Siempre está por casa Don Antonio Machado...





viernes, 7 de febrero de 2014

De Frida Khalo

Llevo días sin escribir. Eso es lo que tiene la falta de tiempo.
El trabajo y los compromisos ineludibles.
El tiempo que nos derrota. Imposible luchar contra su elasticidad retardada.

S. estaba buscando imágenes para una camiseta que le encargó I
para una amiga.
México, Frida Kahlo (Coyoacán, 6 de julio de 1907 – Coyoacán, 13 de julio de 1954) , se entrecruzaban en su mente y en sus bocetos.
Ella, como Frida en su taller es un torbellino.
Lapices, cuadernos desordenadamente ordenados,
pintura, libros y siempre la música.
Geniales ambas.
Mujeres de desbordante creatividad.
La pintora mejicana vivió en la maravillosa Casa Azul de Coyoacán.
S. escucha mientras pinta a La Casa Azul.
Las dos adoran la vida.


Yo recordé imágenes y frases de un libro de Frida  K. que compré
en una librería de viejo hace unos tres años.



jueves, 12 de diciembre de 2013

La vida que nos pretenden usurpar


Cuando ganarse la vida equivale a perderla.
Toda la vida trabajando.
Toda la vida con enormes responsabilidades mal o bien
remuneradas.
Mal asunto este de no poner límites cuando
la naturaleza y la vida tienen límites.
Quieren que soñemos con lo inalcanzable materialmente.
Correr tras la liebre que nunca alcanzaremos.
Desfondarnos.
Nos quieren agotados.
No perdamos el oficio de vivir, cogiendo lo mejor de ella.


No nos ahoguen, ni nos rescaten.
No nos maten para cumplir sus sueños.
No se empeñen en organizarnos la vida.
Vivir al sol, como decía Camus, de la vida para evitar el resentimiento.
La obsesión del crecimiento
del negocio
de la riqueza sin medida.
La economía viene a explicarnos todo 
para no explicarnos nada.
Olvidando lo finitos que somos.
Olvidando los límites.
Olvidaron que somos humanos.
No lo olvidemos nosotros.
Y tampoco olvidemos a los muertos.




 



"Quien viendo al sol ponerse no haya temblado alguna vez 
por temor de que ya nunca amanezca, no lea poesía". 
Ángel Crespo


Para ir concluyendo el año 2013, la poesía de Gloria Fuertes



De la olvidada, desconocida como poetisa para el lector adulto, coherente, peculiar y auténtica un poema que pone el alma en carne viva. 
De la fumadora más encantadora de humos.
De la mejor voz para escuchar un desgarro en forma de palabras.
De la mirada mas viva.
 De Gloria Fuertes este hermoso poema 
este enlace en forma de documental

Año nuevo
por Gloria Fuertes

A primeros de enero de un año cualquiera, 
con amores y nombres ya seleccionados, 
con los huesos maduros y a mitad de mi vida 
me prometo solemne no sufrir demasiado.

Si me pegan, que peguen, 
si me aciertan, me han dado, 
y si pierdo en la Rifa 
será porque he jugado.

Me fastidian las penas, 
me da alegría el enfado, 
con el ceño fruncido 
parezco un feto raro. 
Año nuevo, vida nueva 
(¡Qué tópico más sano!) 
Nueva luz ilumina 
mi ascensor apagado 
de subir a deshora, 
de estar comunicando, 
de hacer la angustia en verso, 
de hacer el tonto en vano, 
de sembrar mis insomnios 
de tachuelas y clavos.

A mitad de mi vida 
de par en par sonrisa y puerta abro, 
-que no quiero acabar por los pasillos 
con el corazón apolillado-. 
prometo no volver 
a ahogaros en mi llanto, 
no volver a sufrir 
sin un motivo 
muy justificado

lunes, 25 de noviembre de 2013

La nieve acaricia las laderas del valle; es finales de noviembre



Temprano, esta mañana, la primera nevada. El ocre, el verde
se refugian debajo de los arboles. 

La segunda, a las doce. Del color
sólo quedan las agujas del pino
que caen, también ellas, mas tupidas a ratos que la nieve.

Luego, de atardecida,
el astil de la luz se inmoviliza,
las sombras y los sueños tienen el mismo peso.

Sólo un poco de viento 
escribe una palabra con la punta del pie
fuera del mundo.

Foto

"Principio y fin de la nieve" del  poeta y crítico literario francés Yves Bonnefoy 
Editorial Hiperión. Edición Bilingüe. 1993.

domingo, 3 de noviembre de 2013

No es tiempo de mirar a otro lado, Lou y Laurie lo saben bien


El poeta y su musa.
Su amiga eterna y amante.
Lou y Laurie.
Yo los recuerdo como una pareja de poetas.
De los que van con la verdad por delante.
Cantaban las ciudades y sus gentes.
Lou se nos fue la otra semana mirando los árboles otoñales.

“No es tiempo para celebraciones. / Ni para chocar las manos. / 
Ni para palmaditas en la espalda. / No son tiempos para bandas de música”. 
Lou Reed. There is no time.

Enamorados.
Honestos.
Supervivientes.
Artistas.





domingo, 27 de octubre de 2013

Poema para un domingo que ya es de noche, y escuchamos soplar juntos el viento S



Del libro:Todas las mentiras que te debo, de F. Sarría.

Subete al Corvette negro del 64.


Sube al Corvette negro del 64
y crucemos bajo la noche la larga avenida del verano,
tenemos el poder de hacer de este día
a través del desierto un nuevo milagro.
Ven y deja que el tiempo sea secundario,
abrazados sobre el suelo veremos el cielo demoledor,
la caída intrascendente de otros mundos pequeños
iluminándonos desde tan lejos
como luciérnagas del Universo.
Bésame despacio, sí,
hazlo como saben tus labios demorarse en mí
y rebuscar entre lo oscuro,
en lo denso, allí donde se acumulan los murmullos
y son derribados todos los silencios.
Bésame ahora, cuando todavía me duele.
Cada vez va ser más difícil olvidarte.



miércoles, 28 de agosto de 2013

Izet Sarajilic poesía en carne viva.




Izet Sarajlic, filósofo, ensayista, poeta, y cronista de primera mano,  nació en 1930 en Deboj, Bosnia-Herzegovina -hasta los años 90, una república de la antigua Yugoslavia- y falleció de agotamiento y pena en mayo de 2002 en Sarajevo. Se dice que el autor bosnio rompió los moldes del realismo y produjo una fecunda simbiosis de modernismo, neoexpresionismo y surrealismo. Se cuenta que enterró a sus hermanas con su propias manos, en el anonimato de la noche, para no morir bajo las balas de los franco tiradores. Cuento yo, que tras leer sus poemas desgarradores, demasiado aguantó y soporto en su vida el profesor Izet. Su sensibilidad, estuvo a prueba de bombas, su hermosura no se rompió nunca, su dulzura se plasmo en sus versos, mezclada con la bélica (i)realidad diaria, noche tras noche, bomba tras bomba. 





Mientras en la vergonzosa época del cerco a Sarajevo por las tropas serbo-bosnias, los misiles caían sobre la población, Europa brindaba en Navidad con cava; desde el nazismo y estalinismo la vieja Europa no vivía algo tan inmisericorde.

Mas de cuarenta meses de asedio. Doce mil personas muertas. El profesor Sarajilic, que había perdido a su hermano mayor en la II Guerra Mundial, fusilados por los camisas negras de Mussolini, y a sus dos hermanas durante el asedio a Sarajevo, escribe poemas que servirán de testimonio de la salvaje guerra.


Teoría de la distancia “del lunes se debe hablar el lunes…”

La teoría de la distancia fue inventada por los eternos rezagados
los que nunca arriesgan nada.

Yo soy de aquellos que consideran
que el lunes se debe hablar el lunes; el martes podría ser ya
demasiado tarde.

Naturalmente, es difícil escribir poesía en el sótano
mientras arriba vuelan las granadas.

Hay algo más difícil aún:
no escribirla.


Aquellos dos abrazados

Aquellos dos abrazados a orillas del Rin en Gothlieben
podríamos ser tú y yo.
Pero tú y yo no volveremos nunca a pasear
abrazados a orillas de ningún río.

Ven, paseemos al menos en este poema


Hermanas

Yesenin tenía
Chura y Katja

Maiakovski tenía
Ljudmila y Olga

Yo tenía
Nina y Rasa.

Y todas están muertas.

Rasa y Nina
en cincuenta días.

Fallecidas
o muertas sin bala?

En alguna parte tengo que buscar
una nueva hermana.


NUESTROS ENCUENTROS DE AMOR EN EL LEÓN

Qué hermosa vejez pudimos haber tenido
tú y yo
sin toda esta locura nacionalista eslavo meridional.

Y en cambio,
después de todo sólo nos han quedado
estos encuentros de amor tristes
en el cementerio del León.

Ahora quiero decirte
que por momentos logro ser feliz
en medio de esta infelicidad
cuando en el cementerio me sorprende la lluvia.

Cuánto me gusta empaparme junto a ti.

     (Izet Sarajlic: "Sarajevo", ed. Valparaíso, 2013, pp. 38, 55, 61, 73. Traducción de Fernando Valverde).



Izet Sarajlić
[Traducción de Fernando Valverde]

SARAJEVO

Ahora también duermen nuestros queridos inmortales.
Frente al colegio femenino,
crecido bajo el puente discurre el río Miljacka.
Mañana será domingo.
Coged el primer tranvía a Ilidža,
un lugar en el que, como es natural, nunca cae la lluvia,
la aburrida y larga lluvia de Sarajevo.
¡Quién sabe cómo se sentiría sin ella Cabrinović en prisión!
Nosotros la maldecimos, blasfemamos,
y sin embargo, mientras cae,
fijamos los encuentros de amor
como si estuviéramos en el corazón de mayo.
Nosotros la maldecimos, blasfemamos,
conscientes de que nunca podrá convertir el río Miljacka
en el Guadalquivir o en el Sena.
Y entonces, ¿será un motivo suficiente para amarte menos
o hacerte sufrir menos ante la desgracia?
¿Será por ello menor mi hambre de ti
y mi derecho amargo
de no dormir mientras el mundo está amenazado
por una guerra o la peste
o cuando las únicas palabras posibles son “no olvidar” y “adiós”?
Además,
es posible que ni siquiera sea esta la ciudad en la que moriré
pero en todo caso habría sido digna
de un yo incomparablemente más sereno.
Esta ciudad en donde, a decir verdad,
no siempre he tenido mucha suerte
pero en donde cada cosa es mía y donde siempre puedo
amaros a cada uno de vosotros
y deciros que estoy desesperadamente solo.
Tal vez en Moscú podría hacer lo mismo
pero Esenjin ha muerto
y Evtušenko estará viajando por cualquier parte de Georgia…
¿Cómo iba a pedir yo auxilio en París
si ni siquiera han respondido a la llamada de Villon?
Aquí, en Sarajevo, si necesito ayuda
incluso los sauces, que son mis conciudadanos,
conocerán aquello que me hace sufrir.
Porque en esta ciudad, a decir verdad, no he tenido
mucha suerte
pero en ella la lluvia, cuando cae,
no es sólo lluvia.


viernes, 23 de agosto de 2013

Imágenes con una mirada especial


Para S, que me envió esta fotografía. Grazias siempre



Este es un lugar del verano.
De ensueño.
Calmado. Silencio roto solamente por la conversación.
Al amable frescor del empedrado.
Con los colores lilas como cielo.
Olor a lavanda, mezclado con lilas y un suave viento Sur.

Estrecha calle con puertas de colores alegres. Nada dañinos.
Atemporal.
Aquí quisiera estar siempre contigo.
Escuchando y mirándonos.
Sin relojes ni frío.

Pero en este  poema en prosa,
La poesía real me la da la casa que hemos construido juntos y habitamos;
 y los valles verdes de nuestro cabecero.
La niebla que nos sirve de morada en los atardeceres.
Los abrazos que me quitan los temores.
Los besos que me llenan de calor mi alma viajera.
Gracias y seguimos...






domingo, 18 de agosto de 2013

Mario, Don Mario Benedetti

¿En qué momento la sensatez se empieza a transformar en cobardía?

Mario Benedetti


Haiku

 Yosa Buson (1715-1783)


 Bajo la lluvia de verano
   El sendero
                                     Desapareció


 Natsume Seibi (1749-1816)



El espantapájaros
                                     Parece humano
                                                                               Cuando llueve


MASAOKA SHIKI (1867-1902)


Ola de calor

                                                                           Las flores del ciruelo se dispersan 

                                                                              por el pedregal.


------------

El aguacero de verano
                                                         tamborea
                                                                                                             en la cabeza de las carpas.





jueves, 9 de mayo de 2013

Sonnetto (sonidito) de El bardo.



Soneto XXVII

Cansado de viajar busco en el lecho
Reposo para los rendidos miembros,
Más otro viaje iníciase en mi mente
Cuando el cuerpo concluye sus trabajos.
Pues desde donde yazgo el pensamiento
Se dirige a ti en peregrinaje,
Y me abre los párpados caídos
Tanteando como ciego las tinieblas.
Mas entonces los ojos de mi alma
Delinean tu imagen en las sombras,
La cual, colgando como joya,
Embellece la noche y la ilumina.
De día el cuerpo, la mente por la noche,
Por tu causa, y por mí, no tienen tregua. 

W.Shakespeare

miércoles, 24 de abril de 2013

Sant Jordi: Rosas y Libros

Leer sigue siendo un acto imprescindible.

Un refugio.
Una postura de heroismo.

Una lectura a si mismo.
Un crecer entre páginas y mundos lejanos.
Paisajes, personajes, vidas compartidas.





domingo, 30 de diciembre de 2012

Poemas: Emily Dickinson

"Si tengo la sensación física de que me levantan la tapa de los sesos, sé que eso es poesía"

Emily Dickinson (1830-1886).Poetisa con mayúsculas. Encerrada. Vestida de blanco. Incomprendida. Apenas publicó en vida un puñado de nueve ramilletes de palabras, igual que Kafka. Vivió en la Nueva Inglaterra previa a la gran guerra de Secesión. Presionada desde la rigidez puritana. De débil salud. Interesada por la ciencia. Dueña de su perro "Carlo". Después de la muerte de la poetisa, su hermana Vinnie descubrió ocultos en su habitación 40 volúmenes encuadernados a mano, que contenían la parte sustancial de la obra de Emily, unos 900 poemas. Intensa, culta, humorística  religiosa, con influencias de los poetas ingleses...No sabría como denominar sus escritos.



En los momentos calmos es el alma
la que alcanza un aliento sorprendente:
la anchura de la vida, antes de ser
esparcida sin nada en que ocuparse.
Así es como te pide actividad,
igual que las insignias que se pone
o la labor más simple que hace un niño
para ayudar a sus ociosas manos.
Emily Dickinson
(tr. Lorenzo Oliván)



sábado, 22 de diciembre de 2012

Los bárbaros que no llegarán



Esperando a los bárbaros - por Konstantinos Kavafis

¿Qué esperamos agrupados en la plaza?

Hoy llegan los bárbaros.

¿Por qué inactivo está el Senado
e inmóviles los senadores no legislan?

Porque hoy llegan los bárbaros.

¿Qué leyes votarán los senadores?

Cuando los bárbaros lleguen darán la ley.

¿Por qué nuestro emperador dejó su lecho al alba,
y en la puerta mayor espera ahora sentado
en su alto trono, coronado y solemne?

Porque hoy llegan los bárbaros.
Nuestro emperador aguarda para recibir
a su jefe. Al que hará entrega
de un largo pergamino. En él
escritas hay muchas dignidades y títulos.

¿Por qué nuestros dos cónsules y los pretores visten
sus rojas togas, de finos brocados;
y lucen brazaletes de amatistas,
y refulgentes anillos de esmeraldas espléndidas?
¿Por qué ostentan bastones maravillosamente cincelados
en oro y plata, signos de su poder?

Porque hoy llegan los bárbaros;
y todas esas cosas deslumbran a los bárbaros.

¿Por qué no acuden como siempre nuestros ilustres oradores
a brindarnos el chorro feliz de su elocuencia?

Porque hoy llegan los bárbaros
que odian la retórica y los largos discursos.

¿Por qué de pronto esa inquietud
y movimiento? (Cuánta gravedad en los rostros.)
¿Por qué vacía la multitud calles y plazas,
y sombría regresa a sus moradas?

Porque la noche cae y no llegan los bárbaros.
Y gente venida desde la frontera
afirma que ya no hay bárbaros.

¿Y qué será ahora de nosotros sin bárbaros?
Quizá ellos fueran una solución después de todo.


Konstantinos Kavafis (1863-1933), poeta griego.



Los sueños de los bárbaros, aun expulsados, aniquilados o alejados a los territorios más inhóspitos siguen causando inquietud entre los señores del poder. Se les desacreditó, y ellos siguieron su senda, su vivir humano, organizando la vida para que vivir fuera algo más que una tarjeta de crédito y un verbo pasivo. Vivir era sin duda para ellos el vivir siendo y buscando el consuelo de con los semejantes y también el de la Naturaleza.